Rusia no se doblegará ante las nuevas medidas restrictivas impuestas en su contra por EE.UU. y no tiene planes de cambiar sus políticas tras estas sanciones. Esto es lo que afirma el nuevo representante permanente de Rusia ante la ONU, Vasili Nebenzia.

“Si los que llegaron con este proyecto de ley pensaban que podían cambiar nuestras políticas con él, se equivocaron. La historia es prueba de ello. Ellos necesitan entender que no daremos el brazo a torcer”, afirmó el representante ante periodistas en Nueva York, EE.UU.

Nebenzia, que fue nombrado el mes pasado para reemplazar al fallecido Vitali Churkin, agregó que la ratificación era de esperarse, y que ella “inevitablemente” dañaría aún más la relación entre los dos países.

“HISTERIA ANTIRRUSA”
Por otra parte, el primer ministro de Rusia, Dmitri Medvédev, ha lamentado que las políticas estadounidenses estén marcadas por una “histeria” en contra de Moscú.

“La histeria antirrusa se ha convertido en una parte fundamental no solo de la política externa (lo que ha ocurrido muchas veces), sino también la política interna estadounidense (lo que supone una novedad)”, escribió Medvédev en su página de Facebook, agregando que “la élite política estadounidense venció de plano a Trump” con la firma de esta nueva ley.

“Continuaremos tranquilamente con nuestra labor de desarrollo en la esfera económica y el ámbito social; nos ocuparemos de sustituir las importaciones; resolveremos los principales objetivos públicos, contando sobre todo con nosotros mismos”, añadió el primer ministro.

LA “AGRESIVIDAD EXTREMA” DE EEUU “NO ES NUEVA”
Tras la aprobación de las medidas restrictivas en el Congreso y previo a su firma definitiva por el presidente de EE.UU., Donald Trump, el Ministerio de Exteriores ruso indicó que este acto “confirma una vez más la agresividad extrema de EE.UU. en los asuntos internacionales”.

“Con el pretexto de su ‘excepcionalidad’, EE.UU. ignora arrogantemente las posturas e intereses de otros Estados”, denunció. Por otra parte, el Kremlin se ha pronunciado al respecto de las medidas restrictivas estadounidenses.

“‘De facto’, esto no cambia nada. No hay nada nuevo aquí “, dijo Dmitri Peskov, secretario de prensa del presidente Vladímir Putin, a los medios de comunicación en Moscú. “Ya se han tomado contramedidas”, agregó.

“LA LEY ES SIGNIFICATIVAMENTE DEFECTUOSA”
Desde la Casa Blanca informan que las medidas restrictivas incluyen negar la entrada a EE.UU. a ciertas personas, sin excepciones para los embajadores. La legislación además añade otras sanciones contra Teherán y Pionyang.

Sin embargo, Trump ha detallado que esta ley es “significativamente defectuosa” e incluye disposiciones inconstitucionales que desplazan la autoridad del presidente.

“Al limitar la flexibilidad del Ejecutivo, este proyecto de ley hace que sea más difícil para EE.UU. alcanzar buenos acuerdos para el pueblo estadounidense, y hará que China, Rusia y Corea del Norte se acerquen mucho más entre ellos”, aseguró el presidente.