Si en tiempos de Yanukovich, los ucranianos ahorraban en invierno para irse de vacaciones en verano, en tiempos de Poroshenko ahorran en verano para poder pagar la calefacción de sus casas en invierno.

Sin embargo, pese a la brutal caída de la economía, los consumidores se enfrentarán en otoño a precios más altos. Habrá que pagar por aquellas galletas que se comieron en 2013 y, para ello, Estados Unidos ha anunciado el precio del carbón de Pensilvania que venderá a Ucrania: 113 dólares la tonelada. Para situar esos precios: el carbón ruso asciende a 60-70 dólares la tonelada y el de Donbass, 60.

Pero Poroshenko se ha rendido a Trump en un intento de compensar el apoyo de Ucrania a “nuestra Hillary” en las elecciones y Tsentrenergo está feliz de informar de que Ucrania importará el caro carbón estadounidense: 700.000 toneladas de carbón de antracita a 113 dólares adquirido a la compañía estadounidense “Xcoal Energy and resources”. Hay que decir que Oleg Konsenko, presidente de la compañía Tsentrenergo, se lo comunicó directamente a la Embajada de Estados Unidos, que obliga a ir a su templo para sellar malos negocios.

Las primeras 85.000 toneladas serán suministradas a Ucrania a principios de septiembre y a finales de ese mes se recibirán otras 125.000 toneladas. El año que viene, Estados Unidos entregará casi dos millones de toneladas de oro negro a Ucrania. No hay que olvidar que, en realidad, Ucrania es un país minero, por lo que venderle carbón de antracita es como vender hielo a un esquimal. Y un detalle más: el carbón de Estados Unidos es el más caro que ha adquirido Ucrania, que ya ha comerciado con Sudáfrica, Australia y Holanda. Por el contrario, el coste del carbón de las no reconocidas RPD y RPL asciende, según datos oficiales, a 50-60 dólares por tonelada, un precio similar al del carbón ruso. El coste del carbón de África, adquirido por el entonces primer ministro Arseniy Yatseniuk, asciende a unos 70 dólares. Así que, cuando la compañía georgiana Saknajshiri presentó a Tsentrenergo una propuesta a 95 dólares la tonelada, ese precio se calificó de excesivo y pronto Saakashvili fue expulsado de Ucrania y se le retiró el pasaporte. Los norteamericanos se quedaron a Saakashvili y a cambio enviaron a la compañía XCoal Energy and Resources, propiedad del multimillonario estadounidense Ernie Thraser. Y Poroshenko no les ha decepcionado: el presidente ucraniano ha apoyado vigorosamente la idea de Trump de promocionar los productos energéticos de Estados Unidos en Europa.

El 31 de julio, Tsentrenergo (la última central eléctrica propiedad del Estado), presentó un contrato con la corporación estadounidense Energy & Resources para el suministro de 700.000 toneladas de carbón de antracita antes de finalizar este año. ¿Por qué Poroshenko no intenta ahorrar dinero? Puede permitirse pagar casi un 20% más por tonelada. Puede permitirse pagar de más por cada tonelada de carbón. Así, la población pagará de sus bolsillos a precios de extorsión. Groisman se ocupará. Y quien no esté dispuesto a pagar por el calor de Pensilvania, será castigado con cortes de suministro y retirada de subsidios. Como todos saben, a Poroshenko no le importa la población ni su sufrimiento y está dispuesto a arrastrarse ante Trump para mantenerse en el poder.

¿Es necesario adquirir el carísimo carbón estadounidense? Se hará sin responder a la pregunta. Y si es necesario vender a las corporaciones norteamericanas la tierra, se hará.

Como colonia de Estados Unidos, Ucrania se enorgullece adquirir productos estadounidenses. En cierta forma recuerda el ejemplo británico con la India. Así que, quizá mentían con el eslogan “Ucrania es Europa” y en realidad eso significaba “Ucrania es la India del siglo XIX”, comentó el analista político Dmitry Korneychuk.

Por cierto, el carbón solo es el principio. Además del oro negro estadounidense, Ucrania está dispuesta adquirir de Estados Unidos combustible nuclear que podría suponer la paralización de sus plantas nucleares. Reducida la cantidad de combustible que se adquiría en Rusia, se ha dado luz verde a la posibilidad de importar el de Westinghouse. Así lo informa, citando información del servicio de prensa del Ministerio de Energía e Industria del Carbón, la web 112.ua.

Etiquetas: ; ; ; ; ;