Un habitante del Donbass habla sobre la vida en el frente, el peligro constante y lo dura que es la guerra.

«No hay tranquilidad aquí. Hay que vivir constantemente en el sótano. Cuándo acabará todo esto, quién sabe … Con la nieta pequeña aquí todo el tiempo, sin padre ni madre se ha quedado. Y el fin de la guerra no se ve», — habla una persona anciana acerca de a quién combate Poroshenko.