La portavoz del Departamento de Estado, Heather Nauert, repitió las declaraciones del secretario de Estado, Rex Tillerson, que indicó que EEUU está evaluando sus opciones “para crear un cambio de condiciones donde Maduro decida que no tiene futuro y quiere marcharse por su cuenta, o podemos devolver los procesos del gobierno a la Constitución”.

Además atacó a la Constituyente, indicando que se dio “producto de un ilegítimo proceso diseñado por la dictadura de Maduro para promover su asalto a la democracia”, a pesar de que el Gobierno Bolivariano convocó a diferentes sectores de la nación que están representados en la ANC, al proceso.

La portavoz mintió al aseverar que el Gobierno obligó a los venezolanos a ir a votar, amenazandolos con quitarles “el acceso a alimentos, pensiones o beneficios laborales”.