مراسم تنفیذ حکم ریاست جمهوریِ حجت‌الاسلام دکتر روحانی

El Líder de la Revolución Islámica, el ayatolá Seyed Ali Jamenei, declaró que las sanciones impuestas a Irán ayudaron al crecimiento del país persa y lo condujeron a ser consciente de sus capacidades y potenciales en diferentes sectores.

“Las sanciones, por supuesto, causaron problemas para el país, pero [nos hicieron] abrir los ojos a nuestras propias capacidades. Utilizamos todas las enemistades para nuestro propio beneficio”, subrayó el jueves el Líder iraní durante la ceremonia de ratificación del presidente Hasan Rohani.

El ayatolá Jamenei otorgó poderes a Rohani e instó a la nueva administración a concentrar sus esfuerzos en “establecer la justicia, tomar partido con los pobres y aplicar las reglas del Islam puro”, agregando que las autoridades también deben trabajar para fortalecer la “unidad nacional”.

Además aseveró que los funcionarios iraníes han logrado cooperar con el mundo a pesar de los intentos enemigos de aislar a la nación para que el país persa no tenga interacción con la comunidad internacional.

“Tengan cuidado a la hora de tomar decisiones a nivel internacional, ya que los enemigos se están esforzando al máximo para destruir el sistema de la República Islámica”, añadió.

En otras partes de sus declaraciones, el ayatolá Jamenei señaló que la ceremonia de ratificación del presidente reelecto simboliza la democracia existente en Irán, además de que da inicio a un nuevo período en lo que a la gestión del país se refiere. En este contexto recordó que antes de la Revolución Islámica de Irán en 1979, la nación iraní fue marginada e impedida de desempeñar un papel en el manejo de los asuntos del país.

Rohani fue reelegido el pasado 20 de mayo tras obtener el 57 por ciento de los votos durante las elecciones presidenciales de Irán.
Según la ley electoral de Irán, el presidente electo está obligado a obtener la aprobación oficial del Líder antes de ser juramentado ante el Parlamento iraní.

Etiquetas: ; ;