Una comisión de la ONU encargada de investigar violaciones de los derechos humanos durante el conflicto en Siria pidió ayer a la comunidad internacional reconocer como genocidio las atrocidades cometidas por el Estado Islámico (EI) contra los yazidis.

Los expertos se pronunciaron al cumplirse tres años del comienzo de los ataques de yihadistas a miembros de esa minoría religiosa, muchos de ellos asesinados o secuestrados.

Según el grupo, deben realizarse mayores esfuerzos para llevar ante diversas instancias de la justicia los atropellos del EI contra esa confesión religiosa preislámica, de origen kurdo, y para liberar a quienes permanecen cautivos.

Abundan las denuncias de masacres de los islamistas en Iraq y Siria de comunidades yazidis y de la utilización de mujeres y niñas como esclavas, incluyendo sexuales, y de los niños para combatir.