La política hacia Rusia de la Administración del presidente de Estados Unidos, Donald Trump, representa «en muchos aspectos lo peor de la línea de su predecesor, Barack Obama», dijo ayer lunes el viceministro de Asuntos Exteriores ruso, Serguéi Riabkov.

«En cuanto a política exterior de Trump estoy decepcionado. En muchos aspectos es la continuación de la peor herencia de Obama. Incluso es más dura en una serie de aspectos y su retórica», subrayó el número dos de la cancillería rusa reseñado por EFE.

Riabkov, sin embargo, admitió que las nuevas sanciones contra Moscú firmadas la semana pasada por Trump «fueron impuestas» a la Casa Blanca por el Congreso.

«Los ataques a Rusia, crecientes en los últimos meses, han cristalizado en que una mayoría en la Cámara de Representantes y en el senado de EE.UU han impuesto su voluntad a la administración de Trump», dijo.

El viceministro ruso agregó que el mal clima en las relaciones entre Moscú y Washington va para largo y apuntó que es difícil pronosticar cuánto tiempo será necesario para normalizar la situación.

La ley, firmada la semana pasada por Trump, fortalece las sanciones contra Rusia por su supuesta interferencia en las elecciones de 2016 en EEUU, sus acciones en Ucrania y en Siria y sus violaciones de derechos humanos, y limita la capacidad de Trump de levantarlas sin el visto bueno del Congreso.

Etiquetas: ; ;