El ejército gubernamental de Siria junto con el ejército de los aliados ha establecido el control sobre la ciudad de Es-Suhna, ésta era el baluarte del Estado Islámico en las provincias de Homs.

Así, se ha podido abrir la vía para llegar a Deyr ez-Zor, ocupado por los terroristas.