Las fuerzas populares iraquíes conocidas como Al-Hashad Al-Shabi atacaron el martes con misiles las posiciones de los terroristas de Daesh en la frontera entre Irak y Siria.

Durante estas operaciones, las fuerzas iraquíes mataron a seis terroristas de Daesh y destruyeron uno de sus vehículos cargados con armas pesadas, según las fuentes estatales.

Las fuerzas de Al-Hashad Al-Shabi han desempeñado un papel importante en la liberación de una gran parte de las zonas tanto en Irak como en la frontera con Siria. El pasado jueves asimismo Al-Hashad Al-Shabi frustró los ataques de Daesh contra dos pueblos en la localidad de Tal Afar, al oeste de la ciudad norteña de Mosul.

El primer ministro de Irak, Haidar al-Abadi, urgió a la llamada coalición anti-Daesh a no lanzar bombardeos en el territorio iraquí sin consentimiento de Bagdad. Estas declaraciones se produjeron en reacción a los bombardeos perpetrados el lunes por la coalición anti-Daesh, dirigida por Estados Unidos, contra las posiciones del batallón de fuerzas voluntarias Kataib Sayyed Al-Shohada, en una localidad fronteriza con Siria.

Al-Hashad Al-Shabi ha desempeñado un papel importante en las operaciones para la liberación de la ciudad norteña de Mosul de manos de Daesh que fueron iniciadas el 17 de octubre de 2016 bajo la orden del primer ministro de Irak, Haidar al-Abadi.

Mosul, liberado el pasado mes de julio de manos de Daesh, fue conocida como la capital de Daesh y cayó en junio de 2014 bajo el control de este grupo takfirí.

Al-Hashad Al-Shabi ahora está cooperando activamente con las fuerzas iraquíes en operaciones para librar a todo el país de los elementos de Daesh.