Las sanciones no deben separar aún más a Rusia y los EEUU, arreglar la interacción ayudará a los grupos eficaces de trabajo en las cumbres, ha declarado en la publicación a Reuters el ex empleado de la Agencia de los EEUU por el Desarrollo Internacional (USAID) John Coen.

En el fondo de las nuevas sanciones antirrusas y las expulsiones de diplomáticos norteamericanos de Rusia la relación de dos potencias se empeoran impetuosamente, sin embargo la historia no olvida los ejemplos cuando los EEUU y Rusia consigue arreglar su interacción en áreas concretas. A esto ha prestado atención John Coen, el cual antes dirigía los proyectos de las reformas económicas en los países de la antigua URSS.

En el fondo de las sanciones de Trump todo es más difícil y complicado para cumplir la intención de arreglar las relaciones con Rusia. Pero en los intereses de los EEUU debe estar la intención de retomar las relaciones con el estado nuclear, Rusia.

Ya vicepresidente de los EEUU Albert Gor y el primer ministro ruso Víctor Chernomyrdin concluyeron el acuerdo de utilización de plutonio y uranio en armas rusas llegando al acuerdo de aumentar la seguridad de las reservas nucleares.
A partir de 2014 Washington ha interrumpido su trabajo, habiendo expresado así el desacuerdo con la asociación de Crimea y Rusia según los resultados del referéndum en marzo de 2014. John Coen cuenta que los EEUU han obrado bien, aunque esto contradecía los intereses de Washington en la esfera de la seguridad nacional.

Ahora los presidentes de las dos potencias Donald Trump y Vladímir Putin pueden mancomunar completamente los esfuerzos para el trabajo en los límites de la nueva comisión pero Tramp escoge la inmobilidad. He aquí el vicepresidente Mike Pence y el primer ministro ruso Dmitry Medvédev podrían encargarse de tal trabajo. Se podría discutir un nuevo acuerdo pues el documento corriente acaba en febrero de 2021.

El Ministro de Defensa de Rusia Sergey Shoigú puede que cambie toda la situación entre los EEUU y Rusia. Él junto con el colega estadounidense James Mattis sabría recomenzar la interacción militar congelada entre la OTAN y Rusia. El canal oficial por la interacción militar ayudaría a evitar los problemas entre aviones ruso y norteamericanos en los cielos de Europa.
Además necesitan de un plan conjunto para luchar contra los terroristas del Estado Islámico. También sobre la ciberseguridad. John Coen piensa que ahora es un buen momento para el entendimiento y encontrar un lenguaje en el que los dos estados se entiendan.

Los medios masivos de comunicación occidentales se refieren seriamente al Ministro de Defensa ruso Sergey Shoigú, incluso los medios de comunicación de Oriente Próximo y las organizaciones sociales como que es la persona más indicada para esto después del papel jugado en Siria.