Las autoridades indias recuperaron hoy una bomba plantada en un tren de pasajeros que cubría la ruta entre las ciudad de Howrah y Amritsar.

En declaraciones a la prensa, el superintendente de policía Saumitra Yadav explicó que el vehículo fue detenido a la 01:14 hora local en la estación de Akbarganj poco después de un aviso sobre un objeto sospechoso que yacía en el baño de un vagón.

Tras recibir la información, la policía de ferrocarriles abordó el tren y desocupó parte del mismo como medida de seguridad.

Un equipo antibombas recuperó el artefacto explosivo de baja intensidad y luego lo destruyó, subrayó Yadav.

Según fuentes oficiales, solo en los primeros 40 días de este año se reportaron 18 casos de sabotajes en las líneas férreas nacionales.

Los intentos de sabotaje en las divisiones de Lucknow, Mumbai, Waltair, Allahabad y Malda fueron frustrados por el personal de vigilancia y las fuerzas de seguridad, subrayó entonces una fuente de seguridad al diario The Times of India.

Por esa fecha, el ministro de Ferrocarriles, Suresh Prabhu, admitió su preocupación por las ‘actividades inusuales’ reportadas.

En una carta el 23 de enero, Prabhu solicitó al titular de Interior, Rajnath Singh, investigar la reciente serie de accidentes de trenes y citó seis de ellos en los cuales existe ‘la posibilidad de interferencia criminal de forasteros’.

El temor de atentados aumentó tras el arresto ese mes en Katmandú de cuatro nepaleses acusados de planificar el descarrilamiento de un tren en el distrito de Kampur, en el estado indio de Uttar Pradesh, donde fallecieron 151 personas.

Etiquetas: ; ;