Mirando los vastos espacios de la República donde hoy espigan el centeno y el trigo es difícil presentar que hace tres años esta tierra fue surcada por las orugas y no los tractores de paz, los tanques pesados ucranianos y BMP.

El poblado Novosvetlovka ha sobrevivido todos los horrores de la ocupación ucraniana y fue liberada.

Hoy el militar de la Milicia Popular de la RPL se acuerda cómo ocurrió eso:

«El 9 de agosto de 2014 han recibido la orden de formar columnas en el poblado Ivánovo. Fue necesario realizar una exploración, y se dió comienzo a buscar al adversario en el campo de batalla. Buscar la posibilidad de liquidar o tomar datos del adversario y alejarse. La operación dada fue cumplida con un mínimo de pérdidas»