Aviones no tripulados de la OTAN atacaron la provincia afgana de Nangarhar, matando al menos a 16 personas. Esto es informado por Tolo News con referencia a la fuente.

«Al menos 16 civiles murieron como resultado de un ataque aéreo por parte de las fuerzas extranjeras en el distrito de Haska Mina en la provincia de Nangarhar el jueves por la noche», dijo el mensaje en Twitter.

Según la fuente, las mujeres y los niños fueron las víctimas del bombardeo.

Al mismo tiempo, el representante del gobernador provincial, Attaullah Hoghiani, confirmó la información sobre las víctimas, señalando que no hay información sobre si eran civiles o no.

En julio, como resultado del ataque aéreo estadounidense, que fue acordado por el Pentágono, 16 policías afganos murieron.