El Banco Central de Rusia informó ayer que las reservas internacionales del país subieron 0,3 por ciento en apenas una semana para llegar a un monto superior a los 420 mil millones de dólares.

Del 28 de julio al 4 de agosto, el saldo de los depósitos ascendió desde poco más de 418 mil millones de dólares hasta 420 mil 100 millones, indicó la fuente.

Según consigna el reporte, las reservas internacionales aumentaron en una semana en mil 200 millones de dólares o un 0,3 por ciento ‘como resultado de una revaloración positiva’, y para el 4 de agosto alcanzaron los 420 mil 100 millones de dólares.

En reseña sobre el tema, la publicación digital Sputnik indicó que dichos fondos, controlados por el Banco Central y el Gobierno, están compuestos por activos líquidos, oro monetario, derechos especiales de giro, divisas extranjeras y otros activos en reserva.

Durante 2016 crecieron un 2,5 por ciento, luego de retroceder durante los dos años precedentes, recordó la publicación.

Estas provisiones financieras alcanzaron su máximo histórico a principios de agosto de 2008, al totalizar 598 mil millones de dólares.

A fines de abril de 2017, la cifra se situó en 400 mil millones de dólares por primera vez desde diciembre de 2014.

Etiquetas: ; ;