Se ha creado una zona de limitación de vuelos sobre el puente en construcción en el estrecho de Kerch, informa el periódico ruso Izvestia.

Todos los aviones, aviones no tripulados y globos tienen prohibido el vuelo a una altura menor de 1.000 metros. La zona de limitación es de tres kilómetros de ancho y 19 de largo (corresponde con la longitud del puente). Esto no tendrá ningún impacto en los vuelos de las aerolíneas y ni de pequeñas aeronaves.

La prohibición se introdujo con el fin de garantizar la seguridad durante la construcción de la instalación del puente, pero puede persistir después de su puesta en servicio, señala el periódico.

Ya se había informado que uno de los dos soportes flotantes para transportar y levantar los arcos del puente de Crimea acaba de llegar a la costa de Kerch.