Al menos siete miembros de la Defensa Civil Siria fueron asesinados por criminales comunes en la localidad de Sarmin, en la provincia de Idleb, al norte del país, informaron desde este cuerpo conocido como los “cascos blancos”.

Los atacantes irrumpieron en una sede de los Cascos Blancos, les dispararon en la cabeza para luego robarles el equipo dándose a la fuga, según relató el Observatorio Sirio de Derechos Humanos.

Los mismos Cascos Blancos han afirmado en las redes sociales que tal crimen no fue cometido por el gobierno sirio si no por una banda criminal. 

Etiquetas: ; ;