La violenta marcha en Charlottesville ha finalizado con tres muertos y más de 20 heridos.

Un coche ha irrumpido este sábado contra un grupo de personas en Charlottesville (Virginia), donde se han producido choques violentos por una marcha de blancos supremacistas , y ha dejado un muerto y veinte heridos de diversa gravedad, según han informado los medios estadounidenses. Además del fallecido, se debe contar dos muertes más: la de un piloto y la de un pasajero de un helicóptero de la policía estatal que se estrelló a las afueras de la ciudad.

Momento en el que el coche empieza a atropellar a varios peatones hasta impactar con otro coche

El gobernador de Virginia, Terry McAuliffe ha comunicado que el conductor, un hombre, ha sido arrestado. Por el momento, se desconoce su identidad. “Estamos tratando lo sucedido como una investigación por homicidio criminal”, afirmó Thomas, quien no comentó nada más sobre el arrestado ni sobre las circunstancias del accidente del helicóptero.

El alcalde de la ciudad, Mike Signer, ha lamentado el arrollamiento en su Twitter y ha asegurado estar “desolado por que se haya perdido una vida aquí. Urjo a toda la gente de buena voluntad que se vaya a casa”.

Antifascistas contra la marcha supremacista

El suceso ha ocurrido poco después de que McAuliffe, declarase el estado de emergencia en la ciudad, y el presidente estadounidense Donald Trump condenase “todo lo que representa el odio”.

Una de las víctimas atendida por los servicios sanitarios

Poco rato después, el magnate ha condenado lo ocurrido y lo ha calificado de “atroz muestra de fanatismo, racismo y violencia”. Además, ha asegurado que “ningún ciudadano debe de temer por su seguridad”. Durante la rueda de prensa, Trump ha explicado que ha hablado con el gobernador de Virginia para decirle que “hay que acabar con la división en este país y hay que hacerlo ahora mismo”.

“Múltiples heridos tras colisión de varios vehículos. Varios peatones golpeados”, han indicado las autoridades locales a través de la cuenta de Twitter de la ciudad de Charlottesville.

La polémica marcha “Unir a la derecha” se organizaba en protesta por la retirada de una estatua homenaje al general confederado Robert E. Lee, quien lideró a las fuerzas sureñas durante la Guerra Civil estadounidense, y que ya generó choques violentos ayer entre participantes y opositores.

La manifestación ha sido descrita como “el mayor encuentro de odio de su clase en décadas en Estados Unidos”, según el Southern Poverty Law Center, un grupo que investiga a los grupos que fomentan la violencia racial.

Etiquetas: ; ;