Tales declaraciones acerca de esta situación fueron realizadas por el Ministro de Asuntos Exteriores de la RFA Sigmar Gabriel.

«Debe llegar la hora de la diplomacia, en relación a esto llamamos a Pekín y Moscú para usar su influencia sobre Corea del Norte y así evitar esta espiral que conlleva a una situación militar», — ha declarado el ministro.

También ha mencionado que programa coheteril de Corea del Norte supone un grave peligro para toda la comunidad internacional.

 

Fuente