El caos se apoderó este sábado de Charlottesville, un tranquilo municipio de 45.000 habitantes en Virginia.

La mayor marcha de supremacistas blancos en los últimos años en Estados Unidos derivó en enfrentamientos con contramanifestantes que dejaron un muerto (una mujer de 32 años), al menos 34 heridos y un número indeterminado de arrestados. El fallecimiento se produjo después de que un vehículo arrollase a un grupo de manifestantes de grupos críticos con los supremacistas blancos que caminaban por la calle. Lo hizo «de forma premeditada», según informó la policía.

James Alex Fields

La policía detuvo por la tarde al conductor del vehículo. Un joven de 20 años, natural de Ohio, identificado como James Alex Fields. Está acusado de varios delitos, entre ellos asesinato. En paralelo, el Gobierno federal ha abierto una investigación sobre una posible violación de derechos civiles en el atropello, es decir que estuviera motivado por una discriminación racial.