Las protestas en Charlottesville, estado de Virginia, adquieren cada vez más un carácter más violento. Entre los grupos allí presentes se dan con frecuencia duros choques y las autoridades no pueden aplacar o prevenir tales situaciones.

Desde el día de ayer la pequeña ciudad se hacía el centro de atención en todo el mundo después de un desacuerdo con la demolición de un monumento confederado.

Etiquetas: ; ;