El Parlamento iraní aprobó ayer por 240 votos a favor y una sola abstención, una ley destinada a contrarrestar sanciones adoptadas contra el país persa por Estados Unidos.

La Asamblea Consultiva Islámica ratificó principios del acuerdo nuclear sellado por Irán y el G5+1 (Estados Unidos, Francia, Rusia, China y Reino Unido más Alemania), violados por las decisiones tomadas por el gobierno del presidente Donald Trump.

A juicio del vocero de la Comisión de Seguridad Nacional y Política Exterior del Parlamento iraní, Seyed Husein Naqavi, en ningún texto de la iniciativa se contradice el convenio con el G5+1.

Uno de los miembros del comité supervisor del mencionado pacto, Seyed Abas Araqchi, declaró que el proyecto de ley responde a la llamada Acta contra las actividades desestabilizadoras de Irán, 2017, aprobada en junio por el Senado estadounidense.

Esa decisión se dirige como castigo a los iraníes por su programa de misiles balísticos.

En virtud de la legislación estadounidense se llevarán a cabo bloqueos de propiedades y capitales bancarios, arrestos y expulsiones de individuos o entidades relacionados con el programa iraní.

La República Islámica de Irán, según el texto de la legislación, se reserva el derecho a velar por los intereses nacionales y contribuir al restablecimiento de la paz en la región.