El comandante del Ejército Nacional de Libia, Jalifa Haftar, debatió con el ministro de Exteriores de Rusia, Serguéi Lavrov, la posibilidad de que Moscú ofreciese ayuda militar a Libia.

«Si, lo debatimos (la posibilidad de ayuda miliar), estamos seguros que Rusia continuará siendo nuestro buen amigo y no nos negará la ayuda», declaró el alto militar a la prensa, tras la reunión entre ambas personalidades celebrada este 14 de agosto en Moscú.

Libia vive una profunda crisis desde 2011, año en que fue derrocado y asesinado su líder Muamar Gadafi, tras lo cual surgió la dualidad de poderes.

Actualmente en Trípoli funciona el Gobierno de Unidad Nacional, reconocido como legítimo por el Consejo de Seguridad de la ONU presidido por Al Sarraj.

Sin embargo, este Gobierno, que funciona desde el 31 de marzo de 2016, no ha sido reconocido hasta la fecha por la Cámara de Representantes (Parlamento) en Tobruk, que cuenta con el apoyo de Haftar.