Washington ha expresado oficialmente sus condolencias a las familias de siete hombres recientemente muertos que pertenecían a una organización afiliada al terrorismo que se disfraza de servicio de emergencia sirio.

La portavoz del Departamento de Estado de los Estados Unidos, Heather Nauert, emitió ayer una declaración en la que expresaba su pésame a las familias de siete miembros de los «Cascos Blancos» asesinados por desconocidos en la provincia siria de Idlib.

Los «Cascos Blancos» han sido repetidamente expuestos por su cooperación junto a las facciones armadas yihadistas e islamistas en Siria y por su propaganda escenificada destinada a demonizar al gobierno de Damasco.

Además, hay evidencia fotográfica que muestra que los «trabajadores rescatistas» de los «Cascos Blancos» son combatientes a medio tiempo junto a Al Qaeda y los grupos terroristas vinculados con la Hermandad Musulmana, a saber, Jabhat al-Nusra y Ahrar al Sham respectivamente.

Los “Cascos Blancos” pretenden ser un servicio de rescate civil a nivel nacional a pesar de que no opera en ninguna de las regiones de Siria ocupadas por los kurdos o el “E.I.” (cuyo territorio en conjunto representa alrededor del 80 por ciento del país ).

Etiquetas: ; ; ; ;