El príncipe heredero de Arabia Saudí, Mohamad bin Salman, confiesa a dos exfuncionarios de EE.UU. que ‘desea salir’ de la guerra en Yemen.

De acuerdo con el portal Middle East Eye, el príncipe heredero saudí ha revelado su intención de “salir” de la guerra, que él mismo inició en Yemen, en varios correos electrónicos enviados al exembajador de EE.UU. en los territorios ocupados Martin Indyk y al exasesor de seguridad nacional estadounidense Stephen Hadley.

Los mensajes de Mohamad bin Salman, de 31 años de edad, fueron enviados un mes antes de que Arabia Saudí cesara sus relaciones con Catar, tras acusar a Doha de socavar su campaña en Yemen y acercarse a Irán.

Además, en los correos electrónicos, el príncipe ha señalado que no tiene problemas con la colaboración entre Washington y «el principal enemigo de Riad», Irán.

Desde el mes de marzo de 2015, Arabia Saudí y varios de sus aliados regionales llevan a cabo una brutal agresión contra Yemen, el país más pobre del Oriente Medio. El Centro Legal para Derechos y Desarrollo yemení, en un informe publicado en junio, indicó que en 800 días (hasta entonces), los bombardeos saudíes contra los yemeníes dejaron 33.395 muertos y heridos y de la cifra total de fallecidos, 2689 eran niños, 1942 mujeres y 7943 hombres.

Al respecto, Middle East Eye destaca que las confesiones del príncipe Mohamad bin Salman tuvieron lugar mientras más de 18 millones de yemeníes necesitan ayuda humanitaria y más de 7 millones sufren de desnutrición.

Además de imponer bloqueos contra la nación yemení, el régimen de los Al Saud también está realizando indiscriminados bombardeos contra las infraestructuras y la población civil en Yemen desde el inicio de la guerra.

Cabe mencionar que la situación general en Yemen ha causado uno de los mayores brotes de cólera en el mundo. Medio millón de personas han contraído esta enfermedad desde finales de abril cuando empezó la epidemia, según los datos de la Organización Mundial de la Salud (OMS).

Etiquetas: ; ; ;