Tras un éxito de los tres días anteriores, el Ejército Árabe Sirio y sus aliados obtuvieron una serie de oportunidades para continuar su operación anti-ISIS en Siria central.

Con la liberación del oasis de Kawn en la provincia de Homs, las Fuerzas Tigre del Ejército Árabe Sirio se desplegaron en una distancia significativa de la aldea de Taybah situada en la carretera entre Resafa y Sukhna.

A su vez, el grupo terrorista del “Estado Islámico” tomó una postura de defensa y ahora se está preparando para las operaciones defensivas y contra-ataques a fin de evitar el progreso del el Ejército Árabe Sirio en Siria central.

Fuentes locales especulan que el grupo terrorista carece de hombres para defender todas sus posiciones al norte de la carretera de Homs-Palmira. Si esto es cierto, las fuerzas gubernamentales tienen dos opciones clave:

El Ejército Árabe Sirio y sus aliados podrían hacer un intento de avanzar más al sur de Ithriyah con el fin de cortar la ciudad de Uqayribat, controlada por el “E.I.”, del resto de la zona de estos. Sin embargo, los terroristas tienen una fuerte defensa en la zona y han demostrado en repetidas ocasiones que son capaces de repeler un avance en esta dirección.

Las fuerzas gubernamentales seguirán avanzando a lo largo de la carretera Resafa-Sukhna con el fin de conectar las áreas mantenidas por el gobierno en las provincias de Homs y Raqqa. Si esto se hace, el Ejército Árabe Sirio dividirá el área de del “E.I.” en la provincia de Homs en dos partes.

Algunas fuentes también especulan que las fuerzas gubernamentales pueden intentar expandir su zona de control al norte de Palmira para asegurar el flanco occidental de Sukhna antes de lanzar nuevos intentos de expulsar Al “E.I.” de toda el área al norte de la carretera Homs-Palmira.