El «Tempbank» ruso ha sido desconectado de la Sociedad para las Comunicaciones Interbancarias y Financieras Mundiales. La causa de la desconexión es que los altos cargos se encontraban en la lista de sanciones antirrusas creada por los EEUU. Sobre esto informa el portal «Primavera Rusa» con referencia a la fuente.

Los empleados del banco han caído bajo las sanciones por mantener operaciones comerciales con Irán y Siria. En particular, el banco ruso abrió cuentas iraníes y a una serie de compañías sirias. El iniciador de la desconexión de «Tempbank» de la SWIFT fue una organización en defensa de los derechos «Asociaciones contra el programa nuclear de Irán» (UANI).

En marzo de 2017 la jefa del Banco Central de la Federación Rusa Elvira Nabiullina ha declarado que Rusia está protegida en caso de una desconexión completa del sistema SWIFT. Según el jefe del regulador, las consecuencias negativas no amenazan a la economía rusa.

 

Fuente