El régimen de Israel ha confiscado recientemente paneles solares que producen electricidad de la comunidad beduina de Abu Al-Nawar en Palestina, informó un medio internacional.

El representante de Abu Al-Nawar y líder de la comunidad local, Abu Emad al-Jahalin, indicó que las autoridades de ocupación violaron una decisión emitida por el Tribunal Supremo de Israel de dejar de confiscar los paneles solares.

Explicó que los paneles solares eran utilizados para una escuela, un jardín infantil y una organización comunitaria en Abu Al-Nawar y fueron confiscados por la unidad de administración civil del Ejército israelí.

Añadió que la ocupación desmanteló 10 paneles solares y baterías de almacenamiento de un valor de unos 50.000 shekels ($12.000). El equipo fue proporcionado por la Unión Europea para ser utilizados en instituciones de la comunidad beduina palestina.

Unas 105 familias palestinas viven en un área de aproximadamente 389 dunams (0,9 kilómetros cuadrados) y lo han hecho desde la década de 1950. Dependen de la agricultura y la ganadería de ovejas para su sustento. Las autoridades de ocupación israelíes planean desplazar a los habitantes de Abu Al-Nawar por el controvertido proyecto de asentamiento E1 que separaría Cisjordania ocupada del norte y reforzaría el control de Israel sobre Jerusalén.