Los manifestantes en Durham derribaron una estatua confederada fuera del antiguo palacio de justicia ayer por la noche.

El monumento de un soldado confederado fue erigido en 1924. Las palabras «en memoria de los muchachos que llevaban el gris» están inscritas en él.

Según los medios de comunicación, la multitud de manifestantes era de unas 100 personas.

Se están llevando a cabo una campaña a gran escala contra los monumentos confederados, declaraciones y otros signos de esta parte de la historia de Estados Unidos, que representan el pasado racista y esclavista del bando que operaba al sur del país en la guerra civil de secesión.

Con el hecho reciente en Charlottesville, donde una persona fue asesinada y decenas de heridos el pasado fin de semana, las protestas están candentes.



Etiquetas: ; ;