En Caracas, Venezuela y en todo el país se desarrollaron manifestaciones en repudio a las declaraciones del presidente de los EE.UU., Donald Trump en que “si fuese necesario se haría uso de la fuerza militar” contra la República Bolivariana de Venezuela. Cabe señalar, que los gobiernos de la región, así como de otras partes del mundo, independiente si sean aliados o no, han manifestado su rechazo a estas declaraciones. La oposición pro estadounidense de la autodenominada Mesa de la Unidad “Democrática” por su parte esbozó una ambigua y provocadora declaración que rayaba más en una actitud servil y traidora ante los EE.UU.

Desde la avenida Libertador (sede Cantv) en Caracas hasta el Palacio de Miraflores marcharon para rechazar las pretensiones intervencionistas del Gobierno de Estados Unidos (EEUU) que amenazó al país con una intervención militar. El evento contó con la presencia del Presidente Constitucional del país, Nicolás Maduro Moros.

Uno de los anuncios, a propósito de las palabras de Trump, es que el Presidente Maduro ordenó a las unidades de la Fuerza Armada Nacional Bolivariana a maniobras militares y comprobar el estado de preparación del conjunto de las Fuerzas Armadas Venezolanas.

A nivel de redes sociales influyó la tendencia #FueraTrumpDeAmericaLatina.