Trabajadores del aeropuerto de Donetsk y de la empresa ferroviaria se vieron obligados a dejar sus trabajos y tomar las armas cuando el Ejército Ucraniano invadió el territorio de la RPD.

Actualmente, algunos de ellos sirven en un batallón de reconocimiento y as alto de las fuerzas especiales. Según uno de los milicianos, no podía ver los excesos del Ejército Ucraniano sin hacer nada, así que se presentó voluntario para la milicia, donde sigue sirviendo. El soldado admite que hubo un momento en el que decidió abandonar el ejército y volver a su vida anterior, aunque regresó casi inmediatamente al batallón: “aguanté un mes. Mientras hay silencio, se puede vivir, pero en cuanto empiezan a volar los proyectiles todo se empieza a mover”.

Su compañero cuenta que decidió alistarse en las milicias por el autoritarismo de Kiev. Concretamente, no quería aceptar el hecho de que quisieran imponer qué idioma había que hablar. La última gota se produjo en Maidan: “lo que hicieron con los Berkut, quemar a los chicos, no pude resistirlo, no podía ver algo así”.

“Nosotros no fuimos allí, no hicimos daño a nadie. Esto vino a nosotros, a nuestra tierra”, afirmó el voluntario.

Al hablar sobre el tema de la propaganda de la televisión ucraniana, los soldados de la RPD apuntan que es imposible creer a Kiev y recomiendan a quienes se encuentren fuera de Ucrania no hacer caso a las noticias.

“Dicen que hemos atacado un colegio, que hemos ido armados. Y en realidad no hay nada. Solo estamos armados en la línea del frente”.

Toda la prensa occidental afirma que gran parte de la resistencia de Donbass está determinada por la presencia de tropas rusas. Además, este argumento es también la base de las sanciones contra Rusia, aunque los observadores de la OSCE jamás hayan confirmado la presencia de tropas rusas en la RPD. Comentando esta equivocada percepción de la realidad sobre esa supuesta intervención rusa en el conflicto ucraniano, uno de los milicianos explica que “si estuvieran aquí, en cinco días como máximo estaríamos en Polonia. ¿Qué tropas rusas? ¿De dónde han salido?”.