Concluyó el proceso de entrega de todo el armamento y municiones existentes en los 26 campamentos de las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC) a la Misión de la Organización de las Naciones Unidas (ONU) en Colombia.

“Le hemos cumplido al país y vamos a cumplir cuando seamos Gobierno”, dijo el líder y exguerrillero, Iván Márquez. Las FARC informaron semanas atrás que darán a conocer el primero de septiembre su partido político.

El acto, realizado en Pondores, La Guajira, fue transmitido en cadena nacional por la Presidencia de Colombia. Contó con la presencia del mandatario colombiano Juan Manuel Santos, y el jefe de la Misión Política de la ONU en Colombia, el francés Jean Arnault.

“Es realmente un momento histórico, hoy (ayer) es el último suspiro del conflicto”, dijo Santos.

Agregó que la dejación total de las armas se dio en solo ocho meses después de firmado el Acuerdo Final de Paz (el pasado 24 de noviembre en Bogotá), que calificó de “tiempo récord”, y destacó que aquello que los colombianos creían imposible hoy “fue posible”, difundió Sputnik.

Los colombianos pudieron ver por televisión cómo el último contenedor con armas de las FARC fue cerrado por delegados de la Misión de la ONU, en presencia de Santos y subido a un camión, que transportó el armamento a un galpón para su posterior destrucción.

“A partir de ahí vamos a inhabilitar las armas, después van a ser materia prima para los tres monumentos que están definidos en el acuerdo de La Habana. La munición se destruye y queda una masa, que es lo que se va a emplear en los monumentos”, explicó por su parte el general Javier Pérez Aquino, jefe de observadores de la ONU.

En tanto, Arnault indicó que las FARC entregaron a la ONU 8.112 armas de uso personal, así como casi 1,3 millones de cartuchos que ya fueron incinerados.

En las localidades de La Reforma, Yari y La Variante también se hicieron las entregas de armas.

Respecto a la localización de escondites de armas, municiones y explosivos de la organización subversiva, el funcionario indicó que hasta el momento el grupo rebelde ha revelado la posición de 873, de las cuales 510 han sido extraídas con éxito.

En un comienzo, las FARC indicaron que tenían alrededor de 940 caletas en todo el país, por lo que el resto no revelado podrá ser hallado por las Fuerzas Armadas para proceder a su incautación.