El Servicio Bolivariano de Inteligencia (SEBIN) detectó y neutralizó un plan de asalto a la sede del Gobierno venezolano, el Palacio de Miraflores.

Según informa la corresponsal de teleSUR, Madelein García, el plan, que forma parte de la Operación David, consistía en una serie de símbolos trazados en las calles del centro de Caracas, que marcaban la ruta del ataque planeado.

La Operación David contemplaba cuatro fases: el ataque aéreo al Tribunal Supremo de Justicia (TSJ), el asalto terrestre al Fuerte Paramacay, el rescate del General Isaías Baduel (quien actualmente cumple condena por conspiración) y, finalmente, el ingreso a Miraflores, donde pretendían el secuestro del presidente Nicolás Maduro y altos funcionarios. Las dos primeras etapas fueron realizadas por los terroristas.


Esta operación ha sido reivindicada por la llamada «resistencia», que está conformada por civiles, exfuncionarios policiales y militares que han ejecutado acciones terroristas.

El Gobierno venezolano no descarta que agentes secretos extranjeros estén operando en el país de manera similar a como ocurre en Siria, al emplear un sistema de simbologías similar a los empleados en aquella nación.

En el marco de esta operación, las fuerzas de seguridad han capturado a 18 personas, así como existe orden internacional de captura para otras nueve.

Etiquetas: ; ; ;