La Asamblea Nacional Constituyente (ANC) ratificó a Maikel Moreno como presidente del Tribunal Supremo de Justicia (TSJ) y al resto de los magistrados que forman el Poder Judicial que se subordinó ante la máxima instancia del Poder Constituyente Originario.

En una sesión ordinaria que se realizó en el Palacio Legislativo, Moreno puso a disposición de la ANC el personal del Poder Judicial para cooperar y así acabar con la impunidad.

El magistrado resaltó que en los últimos meses se pudo observar cómo una institución tan importante como el Ministerio Público le dio la espalda a la justicia, generando una escalada de impunidad que se vio reflejada en la violencia desbordada en las calles del país, y que puso en luto a varias familias.

En su alocución, Moreno dio algunas sugerencias a la ANC; entre ellas solicitó hacer “una revolución” dentro del aparato judicial para garantizar una justicia expedita donde se esté a la par de las grandes innovaciones en el tema de la justicia.

También propuso la revisión exhaustiva de la legislación penal. “Hemos detectado procedimientos que generan impunidad y deben ser revisados de inmediato. No es posible que los procedimientos penales existan para generar más injusticia y que la ley se ponga del lado de los ricos y rechace a los pobres”, dijo el funcionario.

Moreno destacó que el delito de intolerancia o delito de odio debe estar comprendido dentro de la tipificación penal.

“La pena de delito grave que más daño le hace a la sociedad venezolana no corresponde a la magnitud del daño causado como es el delito de homicidio, el secuestro, traición a la Patria, terrorismo y el delito de robo, en cualquiera de sus modalidades deben cumplir más de 50 años, por lo cual se requiere que se revise el tope constitucional de 30 años”, señaló.

Asimismo, indicó que la corrupción administrativa merece el castigo severo de la ley, el cual debería ser manejado por el Seniat para hacerse de los bienes provenientes de la corrupción.

En la sesión se dio lectura al decreto por parte del primer vicepresidente de la ANC, Aristóbulo Istúriz, en el que reza que “el Tribunal Supremo de Justicia, como órgano constitucional y principal del Poder Judicial, ha desplegado grandes esfuerzos orientados al resguardo de los altos fines del Estado, los valores constitucionales y la garantía de los derechos humanos”.

La ANC solicitó al TSJ “presentar con urgencia ante la Asamblea Nacional Constituyente las propuestas de medidas, acciones y normas necesarias para continuar profundizando el respeto y garantía del derecho a una justicia gratuita, transparente y responsable”.

Por su parte, la presidenta de la ANC, Delcy Rodríguez, ordenó su pronta publicación en la Gaceta Oficial. Aseguró que asumirán la propuesta de Moreno de realizar la revolución del Poder Judicial.

Destacó que entre sus objetivos está el de derrotar definitivamente la corrupción en el sistema de justicia, compromiso que asumen todos los miembros de la ANC.

Agregó que esta instancia legislativa también discutirá los puntos propuestos por el magistrado. “La justicia no es solamente un derecho, es un alto valor constitucional, es un alto valor y fin del Estado, es un derecho y es una garantía”, indicó.

Recordó la histórica actuación de la ANC de remover a Luisa Ortega Díaz como fiscal general. “No es cualquier decisión la que hemos adoptado, removiendo a la principal actriz de la violencia en Venezuela, que abrió la puerta a la intervención internacional”, dijo.

Diputados desincorporados

La ANC aprobó que los diputados Carmen Meléndez, Aristóbulo Istúriz, Jheyson Guzmán, Héctor Rodríguez, Miguel Rodríguez y Víctor Clark de separarse temporalmente de su cargo para participar como candidatos en las elecciones regionales de octubre.