“Ni los santafesinos ni los bonaerenses ni los argentinos nos merecemos lo que pasó este fin de semana en Santa Fe y en provincia de Buenos Aires”, señaló la candidata a senadora por Unidad Ciudadana, Cristina Fernández, luego de denunciar una “manipulación planificada y cronometrada” en el recuento de votos por parte del gobierno de Mauricio Macri para mostrarse triunfantes el domingo en las elecciones Primarias Abiertas y Obligatorias (PASO).

En Buenos Aires pararon de contar los votos cuando iban con el 95% del escrutinio, mientras que en Santa Fe en el 98%.

El candidato por Unidad Ciudadana a diputado nacional por Santa Fe, Agustín Rossi, en una conversación transmitida en las redes sociales con la expresidenta, detalló que en la provincia santafesina pararon el conteo el mismo domingo cuando se habían escrutado sólo el 75% de las mesas.

Dijo que al averiguar cómo estaba compuesto ese 75% de las mesas, se encontró que eran las de la ciudad de Santa Fe, donde le había ido bien al partido de Macri, Cambiemos, mientras que el 35% de las mesas de la ciudad de Rosario, el distrito electoral más numeroso de esa provincia y donde les había ido bien a Unidad Ciudadana, no había sido escrutado.

Recuerda Rossi que luego de denunciar esa situación por televisión, “a los cinco minutos empiezan a cargar los votos de Rosario”.

A las 10:00 pm del domingo, Cambiemos se había declarado vencedor con 5% de diferencia. El lunes en la mañana se dio por ganador a Unidad Ciudadana.

“Estamos detectando una serie de irregularidades impresionantes, que vamos a ver oportunamente, cuando termine todo esto”, dijo por su parte Fernández.

Pese a que en Buenos Aires no fue terminado el escrutinio, la ex presidenta se declaró ganadora en la madrugada del lunes, mientras que horas después el gobierno de Macri aseguró que había un empate técnico y que los resultados se conocerían en varios días.

Etiquetas: ; ; ;