Anteriormente se supo que los proyectiles con sustancias venenosas prohibidas se encontraban en los depósitos de militantes cerca de Damasco y en Alepo.

El representante permanente de Rusia ante la ONU, Vasily Nebenzia, pidió al Consejo de Seguridad de la ONU que verifique los datos sobre suministros de armas químicas a Siria por Occidente.

Según él, la información, que fue reportada por la cancillería siria, habla de una violación flagrante del derecho internacional y de la Convención sobre la Prohibición de las Armas Químicas.

Sin embargo, la ONU se negó a discutir este tema y la reunión sobre Siria fue cerrada. Se suponía que debía presentar los resultados de una investigación internacional sobre la industria química en Khan Sheikhun, Siria.

Anteriormente se supo que los proyectiles con sustancias venenosas prohibidas se encontraban en los depósitos de militantes cerca de Damasco y en Alepo. Según datos preliminares, fueron hechos en una fábrica británica y dos fábricas estadounidenses.

Etiquetas: ; ; ;