Aun resuenan hoy los ecos de la victoria hace 11 años del Movimiento de Resistencia Islámica, de El Líbano, (Hizbulah) sobre el invasor israelí con las felicitaciones recibidas por el secretario general de esa organización política y militar.

Con tal motivo, el jefe del Consejo de Seguridad de Irán, Ali Shamkhani, consideró además significativo el papel de ese grupo en la reciente derrota de los terroristas en Siria.

Shamkhani ofreció declaraciones a la agencia noticiosa libanesa Al-Ahed , dentro de una campaña para honrar a Hizbulah por el éxito sobre las tropas sionistas en agosto de 2006.

De acuerdo con el alto cargo, la popularidad del movimiento libanés en el mundo musulmán y los países árabes provocaron ira en el régimen y sus mercenarios.

El jefe de la seguridad iraní felicitó al pueblo y al gobierno libaneses por el aniversario 11 de la victoria en la guerra que duró 33 días y opinó que ese hecho resulta inspiración para los palestinos y los grupos de resistencia, especialmente en Gaza.

Con similares términos, el titular de la Comisión Nacional de Seguridad y Política Exterior del Parlamento iraní, Alaeddin Boroujerdi, remitió un mensaje al principal dirigente de Hizbulah, Seyyed Hassan Nasrallah.

‘Quisiera felicitarlo por el aniversario de la gran victoria del ejército de la Resistencia libanesa en la guerra de 33 días’, dice el mensaje difundido por medios informativos locales.

Además de aportar dignidad al Líbano, apunta el texto de Boroujerdi, la victoria sobre Israel abrió un nuevo capítulo en la historia de las luchas de la nación musulmana contra los sionistas y sus partidarios occidentales.

En nombre del pueblo y del Parlamento de Irán, me siento obligado a felicitarlos a ustedes y a los participantes en aquella batalla, finalizó.