Al menos 17 personas murieron como resultado de un ataque aéreo de los Estados Unidos en Raqqa. Esto fue informsdo por Life citando a la agencia Agence France Presse.

La coalición estadounidense, con ataques aéreos, ayuda al ejército sirio a expulsar a los combatientes del grupo terrorista del «E.I.» del territorio que han capturado.

Según el Observatorio Sirio de Derechos Humanos, 38 civiles murieron como resultado del ataque aéreo dos días antes. Entre los muertos hay cinco niños.

Los Estados Unidos declararon que tomarían todas las medidas posibles para prevenir las bajas civiles. Desde 2014, como resultado de ataques aéreos en Siria e Irak, 624 civiles ya han muerto.

A pesar de que decenas de miles de personas abandonaron Raqqa, la ONU estima que hasta 25.000 civiles permanecen en la ciudad.