Hace tres años, el 18 de agosto, el batallón Aidar apareció con la misión de ser «liberadores» en Khriaschevatoye. Bajo pretexto de evacuación han recogido a los habitantes de la zona para enviarlos a Lotugino.

Las personas se han referido con confianza a esto. Estaban asustados por los bombardeos nocturnos y los combates encarnizados. Ellos no podían pensar en que había que devolver el «favor».

«Nos bombardeaban. Y por la mañana Aidar decidió sacar el batallón contra nosotros. Había dos coches y ellos eran muchos. Todas las familias han tenido que salir. Des pués de esto dos personas salieron del coche y se alejaron. Se escucharon disparos», — ha contado un testigo de la tragedia.