El Ejército libanés desalojó de la zona oriental del país, limítrofe con Siria, a terroristas del Estado Islámico o Daesh, acrónimo en árabe, destaca hoy la Agencia Nacional de Información.

Las tropas ocuparon alturas de las regiones de Ras Baalbek y Qaa durante operaciones dirigidas a limpiar de extremistas el país.

Durante esas incursiones, al menos murieron seis terroristas y resultaron heridos cinco militares, incluido un oficial, refiere la fuente.

También los uniformados recuperaron grandes cantidades de armas y municiones.

Un informe de la comandancia da cuenta que el Ejército se dispone a una ofensiva para liberar el territorio entre El Líbano y Siria adonde se están moviendo las fuerzas del Daesh.

En esas operaciones, los militares libaneses recibieron apoyo clave del Movimiento de Resistencia Islámica libanesa (Hizbulah), el cual el pasado 23 de julio obligó al abandono de posiciones en Arsal, en el nordeste libanés, de la alianza terrorista ex Al-Nusra, ahora Frente de Liberación del Levante.