El ejército sirio con el apoyo de Rusia en la tarde de ayer han liberado una serie de importantes alturas estrategicas, en la frontera de las provincias del Hama y Homs.

El gran enclave del Estado Islámico en la Siria Central con el centro en la ciudad de Akerbat fueron prácticamente cortado por la mitad.

El ejército sirio ha estado liberando zonas al sur de Raqqa que estaban tomadas por los terroristas. Con el apoyo de las Fuerzas Aeroespaciales de Rusia atacaron los campos de gas cerca de la frontera con Homs dando lugar a encarnizados combates.

Como resultado de los intensos choques se ha podido romper la línea de defensa yihadista, tomar los yacimientos de gas, y también una gran cantidad de yacimientos de petróleo en el eje Raqqa — Homs.

Así el enclave terrorista en el Homs central y al este de Hama se encontraban bajo asedio. Un pasillo estrecho que ha quedado se encuentra bajo el control de la artillería del ejército gubernamental.

 

Fuente