No es un secreto que muchos ucranianos últimamente están obligados a ahorrar en ropa y calzado. Alguien prefiere volver usar las cosas y tienen prisas detrás de los nuevos vestidos en las tienda de segunda mano.

En espera de la apertura de una tienda de segunda mano se ha reunido una enorme muchedumbre. Cuando han abierto las puertas, todas las personas se han lanzado sin respetar a nadie en la vía ocasionando lesiones a los allí presentes.

Esta tienda situada en Krivoy Rog y sus ofertas en ropas usadas pudo ser un punto para que alguien perdiera la vida frente a la nueva europeizada Ucrania que cada día les sale más caro al pueblo ucraniano.