El representante demócrata Steve Cohen planea introducir en el Congreso estadounidense artículos de impeachment (juicio político) contra el presidente, Donald Trump, cuando hoy el 40 ppor ciento de los norteamericanos, según un sondeo, apoya esa alternativa.

De acuerdo con el legislador, la iniciativa será presentada en el Capitolio el próximo mes tras el receso de la Cámara baja, cuya mayoría, como en el Senado, es republicana.

Cohen manifestó ayer en conferencia de prensa que entre las razones para acusar al jefe de Estado se incluyen sus posiciones para obstruir la justicia y las inadecuadas influencias financieras externas.

También, a juicio del congresista, Trump mostró falta de liderazgo con respecto a los hechos de violencia acontecidos el pasado 12 de agosto en la ciudad de Charlottesville, Virginia.

La decisión de ese territorio de remover una estatua del general confederado Robert E. Lee provocó que representantes de la llamada derecha alternativa, neonazis y miembros del Ku Klux Klan, se congregaran en defensa de sus ideologías.

Tal concentración provocó enfrentamientos con grupos antirracistas, que dejaron sin vida a Heather Heyer, de 32 años de edad, y una veintena de heridos.

Para diversas voces, la reacción presidencial de condena a esa tragedia llegó tarde, y otros comentarios del gobernante, como hubo ‘culpa de ambas partes’, y su no mención explícita a los movimientos de ultraderecha presentes en el lugar provocaron disímiles críticas.

Según reportes de prensa, es muy probable que la propuesta de Cohen muera al llegar al Capitolio debido al dominio de los republicanos, pero para el legislador simboliza un voto de no confianza.

No hay nada más importante que la democracia, y la democracia está en riesgo con este hombre como presidente, afirmó.

El pasado 12 de julio, el también representante demócrata Brad Sherman presentó de manera oficial un artículo de juicio político contra Trump.

Sin embargo, Sherman reconoció que archivar ese recurso era ‘el primer paso en un camino muy largo’, y el objetivo tenía pocas posibilidades de éxito en una Cámara baja en la cual los republicanos controlan 46 asientos más que los demócratas.

Agregó en un comunicado que si ‘la incompetencia impulsiva continúa, entonces, eventualmente (muchos meses a partir de entonces) los republicanos se unirán al esfuerzo de destitución’.

Etiquetas: ; ;