El ex presidente brasileño Luiz Inácio Lula da Silva afirmó ayer que su título »es cada victoria del pueblo», en alusión a una decisión judicial que le impidió recibir el doctorado Honoris Causa de una universidad bahiana.

Lula reconoció sentir tristeza por no poder obtener la distinción de la Universidad Federal del Recóncavo de Bahía (UFRB), fundada por él en 2005, pero dijo que en cambio se sentía feliz de ver a hijos de trabajadores formándose en la educación superior.

El mayor legado que pude haberle dejado a Brasil fue lograr que jóvenes que nacieron pobres pudieran llegar a la universidad, manifestó Lula y recordó que aun siendo el primer presidente de la nación que no cursó la facultad, fue quien más títulos de Doctor Honoris Causa recibió (28).

Refiriéndose a la crítica situación por la que atraviesa hoy el país, Lula afirmó que nadie gobierna comprando diputados, ni cortando inversiones en la salud y la educación.

Si este gobierno que está destruyendo Brasil y acabando con la autoestima del pueblo no sabe arreglarlo, nosotros vamos a hacerlo, subrayó antes de afirmar que ‘si los políticos que tienen diploma no saben gobernar, tal vez sea necesario un tornero mecánico vuelva a gobernar’.

En su segundo día en suelo bahiano, donde comenzó la víspera un recorrido por nueve estados del Nordeste brasileño, el creador y fundador del Partido de los Trabajadores (PT) asistió también al IV Festival de la Juventud del municipio de Cruz de las Alas, donde fue aclamado por una multitud.

Al dirigirse a los miles de jóvenes congregados allí, Lula los instó a incorporarse a la política y no a pensar como él cuando tenía su edad, militaba en el sindicato de los metalúrgicos de Sao Paulo y gustaba de decir que ‘no me gustaba la política, ni los políticos’.

Recordó además cuando por primera vez viajó a Brasilia, a fines de la década de 1970, con la intención de intentar convencer al Congreso para que aprobara un proyecto de ley a favor de los obreros y constató que apenas dos integrantes de la Cámara de Diputado eran trabajadores.

El proyecto ‘Lula Por Brasil’, ideado por el PT, pretende escrutar la realidad del país en el contexto de las grandes transformaciones legadas por los gobiernos de Lula y Dilma Rousseff y también constatar el desmonte de los programas y políticas públicas de desarrollo e inclusión social acometido por el golpista Michel Temer.

La iniciativa cuenta además con la participación de la Fundación Perseu Abramo, que acaba de lanzar el programa Brasil en Movimiento, cuyo propósito fundamental es estimular una nueva estrategia política para el Partido de los Trabajadores, a partir de recomendaciones y propuestas de la propia sociedad.

El recorrido por el Nordeste del país no es el primero realizado por Lula, quien en los años de 1970 viajó por el país para organizar el sindicalismo y una década después lo hizo para formar el Partido de los Trabajadores.

Mientras, las Caravanas de la Ciudadanía, entre 1992 y 1994, ayudaron a construir los programas de gobierno que condujeron al triunfo del PT en las elecciones de 2002, 2006, 2010 y 2014.

Etiquetas: ; ;