Mahmud Abás durante una reunión efectuada con un grupo de congresistas israelíes del partido de izquierda Meretz, en Ramalá (norte de Cisjordania), ha dicho que no entiende la conducta de la Administración de Donald Trump cuando se trata de la cuestión palestino-israelí, según informó ayer domingo el rotativo israelí Haaretz.

El máximo titular palestino ha afirmado que en múltiples reuniones que ha mantenido con la delegación estadounidense encargada de impulsar el llamado proceso de paz en Oriente Medio, la parte norteamericana ha reafirmado su apoyo a una solución de dos estados para el conflicto y a una congelación de la construcción de asentamientos israelíes ilegales en tierras palestinas.

“Me he reunido con embajadores de Trump unas 20 veces desde el comienzo de su mandato como presidente de EEUU”, ha dicho Abás de acuerdo a las notas tomadas por algunos de los participantes de la reunión en Ramalá.

“Cada vez que me insistieron en repetidas ocasiones en lo mucho que creen y están comprometidos con una solución de dos estados y con la suspensión de la construcción de los asentamientos, les rogué que dijeran lo mismo a (el premier israelí, Benyamin) Netanyahu, pero se abstuvieron”, ha agregado el mandatario.

Ha afirmado que no puede “entender cómo se están conduciendo con” los palestinos, agregando que “existe caos incluso dentro de la Administración (Trump)”.

Los enviados de EEUU para Oriente Medio, encabezados por el asesor presidencial y yerno de Trump, Jared Kushner, visitarán Al-Quds (Jerusalén Este) y Ramalá el jueves, luego de una larga gira por la región.

El plan de paz de Trump está lleno de controversias. Su yerno judío, por ejemplo, es conocido por su tendencia proisraelí y no particularmente por su imparcialidad en el conflicto palestino-israelí.

Un audio revelado de una conversación de Kushner con los becarios de la Casa Blanca, reveló a principios de este mes que el conflicto palestino-israelí “podría ser irresoluble”.

Israelíes y palestinos retomaron las negociaciones de paz, tras una interrupción de tres años, en julio de 2013, con la mediación de EEUU y el entonces secretario de Estado, John Kerry, pero no hubo acuerdo por el obstruccionismo de la parte israelí, ya que no estaba dispuesta a dejar de levantar asentamientos ilegales en los territorios palestinos.

A pesar de que Trump había mostrado su intención de ser el presidente que consiga la paz entre Israel y Palestina, su postura proisraelí ha dado luz verde al gabinete israelí de Benyamin Netanyahu a acelerar la edificación de colonias ilegales en las tierras palestinas, bloqueando así cualquier posibilidad de paz.

Etiquetas: ; ; ; ;