El presidente turco, Recep Tayyip Erdogan, pidió este viernes a los turcos de Alemania no votar por la Unión Demócrata Cristiana (CDU), el Partido Social Demócrata (SPD) y los Verdes en las legislativas de septiembre, provocando la reacción del gobierno alemán. “Les digo a todos mis compatriotas de Alemania: (…) no apoyen a los cristianos-demócratas, al SPD o a los Verdes. Son todos enemigos de Turquía”, declaró Erdogan a la prensa.

El ministro alemán de Relaciones Exteriores, Sigmar Gabriel, reaccionó y denunció una “injerencia de Erdogan en la campaña electoral alemana” luego de su declaración. “Es un acto de injerencia excepcional en la soberanía de nuestro país”, dijo el ministro, miembro del SPD, en entrevista a diarios regionales. “Esta intervención de Erdogan en la campaña electoral muestra que quiere poner a la gente unos contra otros en Alemania” antes de los comicios del 24 de septiembre, agregó.

El portavoz del gobierno de Angela Merkel, Steffen Seibert, también criticó las declaraciones de Erdogan. “Esperamos de los gobiernos extranjeros que no se entrometan en nuestros asuntos internos”, escribió en la red social Twitter.

Las relaciones entre Turquía y Alemania se han tensado mucho desde el fallido golpe de Estado del 15 de julio de 2016, del que el gobierno turco acusa al predicador Fethullah Gülen, instalado en Estados Unidos y quien niega los hechos. Turquía acusa a Alemania de ser indulgente con los “terroristas”, al albergar separatistas kurdos y presuntos golpistas.

Etiquetas: ; ; ;