Unos 6.000 yazidíes, en su mayoría mujeres y niñas, se encuentran en manos de los yihadistas de Daesh (autoproclamado estado Islámico, grupo terrorista proscrito en Rusia y muchos otros países) en Irak y Siria, denunció a Sputnik el sacerdote del templo iraquí de Lalesh, Luqman Suleiman.

«Hay unos 6.000 prisioneros y secuestrados, en su mayoría mujeres jóvenes, ellos se encuentran retenidos por Daesh en las aldeas de Tal Afar (al oeste de Mosul) y en Siria», indicó Suleiman.

Según el sacerdote, en Tal Afar, donde comenzó el 20 de agosto una operación del Ejército iraquí, pueden estar prisioneras al menos 3.000 mujeres y niñas yazidíes.

«Imagínense una joven de 15 años que resulta violada por 200 hombres, ¿qué será de ella?» se cuestiona Suleiman, que asegura que su grupo étnico ha perdido «lo más preciado».

Según el líder religioso, aunque miles de esclavas sexuales de los terroristas lograron salvarse del cautiverio, resulta imposible que sus vidas vuelvan a la normalidad.

«Esas jóvenes han muerto en vida, la verdad consiste en que están vivas, pero por dentro todo terminó», precisa.

Los yazidíes son una minoría religiosa kurda que cuenta con unos 700.000 miembros repartidos entre Siria, Irak, Turquía, Grecia y el Cáucaso, la cual resultó cruelmente masacrada por los radicales de Daesh.

La fe que profesan los yazidíes, de carácter pagano, combina elementos del cristianismo, el islam y de varias creencias antiguas del Oriente Próximo.

En junio de 2016 la ONU reconoció oficialmente que Daesh estaba realizando un genocidio de la minoría étnica.

Etiquetas: ; ;