Las seis agrupaciones políticas que estarán en pugna en las elecciones generales del día 23 en Angola entran hoy en el ahora o nunca para convencer al electorado de la justeza y viabilidad de sus propuestas.

Tras 30 días de idas y venidas por las principales plazas del país, los seis candidatos a la presidencia, al igual que sus respectivos aspirantes a vicepresidente y los mil 877 a diputados de la Asamblea Nacional dejan este lunes la piel en el camino, de ser necesario.

Dos de las tres principales fuerzas ya cerraron oficialmente sus campañas en Luanda, la principal plaza electoral al contar con el 30,9 por ciento de los más de 9,3 millones de ciudadanos empadronados.

Primero lo hizo el sábado el gobernante Movimiento Popular para la Liberación de Angola (MPLA), que lleva como presidenciable a Joao Lourenzo. Los organizadores calcularon unos 300 mil presentes.

La Convergencia Amplia de Salvación de Angola-Coalición Electoral (CASA-CE), con su aspirante Abel Chivukuvuku, reunió el domingo a unos cuantos cientos, pero por debajo de la convocatoria del principal partido en Angola.

Para este lunes está anunciado el acto final de la segunda formación en el país africano: la Unión Nacional para la Independencia Total de Angola (Unita), con Isaías Samakuva, que ya lleva dos derrotas en comicios anteriores, los de 2008 y 2012.

El aspirante por el Partido de Renovación Social, Benedito Daniel, hará su cierre en Saurimo, la capital de Lunda Sur.

La campaña, que comenzó el 23 de julio, transcurrió en general de manera tranquila, aunque los últimos días hubo denuncias de agresiones entre diferentes representantes de las seis fuerzas en pugna.

Unido a ello se sucedieron, hasta ahora, dos incidentes con la pérdida de material electoral: uno en la central provincia de Bié aún no aclarado del todo y el otro en la localidad de Caiundo (provincia sureña de Cuando Cubango) al incendiarse el helicóptero en el que era trasladado después que este chocara con un árbol.

Dos expresiones dominaron las presentaciones de programas: mudanza (cambio) y voto certo (voto correcto), lógicamente con las gradaciones del que defiende su ejecutoria en el gobierno y las de la oposición, en su mayoría con la intención de cambiar todo si llegan al poder.

Sin embargo, intrínsecamente las cinco fuerzas opositoras reconocieron la necesidad de mantener la paz y la reconciliación nacional, puntos a favor del MPLA como gobernante desde la independencia de Portugal en 1975.

Los símbolos de los partidos se muestran en las calles, en vehículos y en la vestimenta de los respectivos simpatizantes, pero existe un mayor dominio de los del MPLA, seguido de los de la Unita, CASA-CE y el PRS.

En menor medida se aprecian los del Frente Nacional de Liberación de Angola, de Lucas Ngonda, y de la Alianza Patriótica Nacional, de Quintino Moreira.

Solo una encuesta publicada, en la que se vaticinó la continuación de la fuerza gobernante, al ofrecerle el 68 por ciento de los votos válidos. También hubo una apócrifa divulgada por un sitio digital antiMPLA.

Entretanto, la Comisión Nacional Electoral dispuso el conteo de los votos en las 18 Comisiones Provinciales Electorales del país, una de las demandas de la oposición. Los resultados serán divulgados nacionalmente.

Mañana será día de reflexión y el miércoles los angoleños asistirán a las urnas por cuarta vez en la historia para definir al jefe de Estado (de forma indirecta, al escogerlo el partido con la mayor bancada electa) y los 220 diputados a la Asamblea Nacional.

Etiquetas: ;