Magnitsky

Hackeres desconocidos abrieron hace un mes el correo electrónico de un dirigente del «departamento ruso» de la Oficina de Exploración e Investigaciones del Departamento de los EEUU, Roberto Otto. El corresponsal de RIA Novosti ha encontrado el archivo del explorador. Se ha aclarado que Otto dudaba de la versión oficial norteamericana «los asuntos Magnitsky» y hasta contaba su «leyenda». Pero además ayudaba a los periodistas norteamericanos a difundir secretamente este asunto y la práctica sobre «Ley Magnitsky» (las primeras sanciones antirrusas después de 1991) correctamente.

A Roberto Otto lo consideraban el mejor explorador sobre Rusia. «Es probable, este muchacho — el mejor especialista de exploración sobre Rusia en todo el gobierno de los EEUU. Él más que nadie sabe qué pasa allí», — lleva las palabras de un de los compañeros de trabajo de Otto la edición Foreign Policy. La verdad es que «el superespía» para la correspondencia de trabajo usaba su correo personal y de ningún modo el buzón no protegido en Gmail, que ha abierto el hacker, Johnny Uokerom.

El escritor y el documentalista de cine Andrei Necrásov, la actriz británica y la defensora de derechos Vanesa Redgrave, el emisario de los separatistas chechenos Ahmed Zakayev, el diputado de la Cámara de los Lores del parlamento británico el lord Nikolas Rea, el ex oficial del FSB de la Federación Rusa Alejandro Litvinenko sobre el pradejón cerca del edificio del parlamento británico en Londres, 2004

 

Qué le interesaba al Departamento de Estado en Rusia

El interés acerca de Otto está ligado al asunto Magnitsky» y «por la Ley Magnitsky». El auditor Sergey Magnitsky fue acusado de la falta de pago de impuestos y en 2009 falleció en un centro de detención previa por insuficiencia cardíaca. El jefe del fondo Hermitage Capital Management Julian Brauder, el cual fue acusado también por impago de impuestos en Rusia y y fue condenado a nueve años, culpaba por la muerte del auditor a un grupo de funcionarios rusos. Como si Magnitsky no evadía impuestos, abrió el esquema fraudulento y por eso fue eliminado. En muchos aspectos gracias a los esfuerzos del lobby Brauder de los EEUU fue aceptada «la Ley Magnitsky» — las primeras sanciones en la historia contemporáneas de los EEUU contra Rusia.

El abogado de Natalia Veselnitsky durante la entrevista con el corresponsal de RIA Novosti

Los críticos de Brauder anotaban más de una vez que acusando a las autoridades rusas de la pérdida del auditor pues él no concedía ningunas pruebas concretas, tan sólo suposiciones. Además, a Brauder lo acusaban de especulación en la muerte de Magnitsky y por un interés personal. Brauder podía usar aquellos esquemas fraudulentos de los cuales él acusaba a otros.

Así, con la crítica de Brauder ha actuado el director Andrei Necrásov que ha rodado la película «El Acta Magnitsky. Detrás de los bastidores. Además es muy difícil sospechar a Necrásov hasta en las simpatías menores por las autoridades rusas: él era muy crítico con las películas que trataban en contra de Rusia.

Entre aquellos, con quién se carteaba constantemente Otto en cuestión de Magnitsky, eran Kayl Parker — el empleado del comité del congreso para los asuntos exteriores. Parker, a su vez, se encuentra en la constante correspondencia con Brauderom y «echaba» a Otto todas las cartas desde el financiero.

Por ejemplo, cuando Brauder ha comenzado a darse al pánico a propósito de la posible demostración de la película de Necrásov en el Europarlamento, él ha escrito a los periodistas de la edición Politico norteamericana: «tenemos un montón de cosas que se planea hacer por el escándalo presente, y querría que Politico informe que hacemos».

De un modo o de otro, la demostración de la película de Necrásov fue prohibida en el Europarlamento.

El pico de interés «del departamento ruso» a Magnitsky y Brauder cae para abril de 2016, es el momento de la prohibición de la película de Necrásov en el parlamento de la CE.

¿Y qué tiene que ver aquí Donald Trump?

En un momento Otto y Brauder comienzan a estar interesados por la figura del abogado de Natalia Veselnitsky. Mismo Veselnitsky que más tarde se encontraba con Donald Trump Jr. Veselnitsky protegía en el tribunal norteamericano al comerciante ruso Denis Katsyva el cual Brauder trataba de acusar de blanquear dinero justamente por «la Ley Magnitsky». Hablando en rigor, esta fue la primera tentativa de llevar a la práctica la ley.

Donald Trump Jr

El mismo Veselnitsky contaba a RIA Novosti que Brauder ha organizado contra ella una gran campaña de acosamiento en los medios de comunicación norteamericanos pidiendo que la censuraran.

Además, por «el asunto de Katsyva» el tribunal norteamericano Brauder no ha apoyado y quitado del comerciante ruso todas las acusaciones. «Para Brauder esto era un golpe presente, él tenía una crisis nerviosa», — contaba a RIA Novosti Veselnitsky.

Con Trump Jr, ha explicado Veselnitsky, discutía no sobre las elecciones y la política, de la cual la acusaban después, y «la Ley Magnitsky» es en los límites de la defensa del cliente. Pero Trump no le interesaba.

Otto es muy escrupuloso y seguía todo en cuanto a Brauder. Así, él ha estudiado la publicación del archivo «la Operación especial Magnitsky» en el periódico de Alejandro Prohanova «Mañana» en 2011. En el artículo se manifiesta la suposición de que Brauder hace mucho conocía a la empleada del servicio fiscal ruso Olga Stepanovu, que después de él ha acusado de participar esquemas fraudulentos. ¿»Mañana» pregunta si no fue el mismo Brauder el que la acabó corrompiendo con el tiempo?

Así, Otto reconoce claramente que «la Ley Magnitsky» y las sanciones contra Rusia fueron aceptadas en base a una leyenda que ha compuesto Brauder.


 

Fuente

 

Etiquetas: ; ;