El líder del opositor partido Pakistán Tehreek-e-Insaf, Imran Khan, rechazó hoy las acusaciones del presidente de Estados Unidos, Donald Trump, contra su país al tiempo que criticó la política »profundamente defectuosa y fallida» de Washington hacia Afganistán.

Las declaraciones de Trump enseñarán a Pakistán de una vez por todas una lección valiosa: nunca pelear las guerras de otros por unos dólares, escribió Khan en su cuenta de Twitter.

Al respecto, el político recordó que Islamabad combatió en dos conflictos en la vecina nacional a solicitud de la Casa Blanca, lo cual, dijo, provocó un alto costo humano y económico a este país.

Sacrificamos 70 mil vidas mientras nuestra economía sufrió pérdidas por valor de 100 mil millones de dólares, sin incluir los costos intangibles para nuestra sociedad. Es Tiempo de decir ‘Nunca más’, subrayó.

Khan rechazó la utilización de Pakistán como ‘chivo expiatorio por los fracasos de la política de Estados Unidos’. Ayer Trump acusó a esta nación de ofrecer refugio a grupos extremistas islámicos.

Pakistán tiene mucho que ganar si se asocia con nuestro esfuerzo en Afganistán y mucho que perder de continuar abrigando a criminales y terroristas, dijo Trump.

Este lunes un editorial del diario pakistaní The Nation criticó las sistemáticas acusaciones de Washington a Islamabad sobre su presunta falta de voluntad para combatir a los grupos armados que lanzan ataques desde su territorio contra Afganistán.

Aunque reconoció los esfuerzos de Pakistán en la lucha contra el terrorismo, en su reciente visita el jefe del Comando Central estadounidense, general Joseph L. Votel, repitió esas denuncias, lamentó la publicación.

Debemos ignorar el dictado de la Casa Blanca y en su lugar exigir a esa nación ‘una solución pacífica al atolladero afgano’, apuntó el rotativo.