Las fuerzas militares de Corea del Sur y Estados Unidos comenzaron hoy sus ejercicios militares conjuntos anuales Guardián de la Libertad Ulchi en territorio surcoreano, en medio de las tensiones que se viven en la Península por las amenazas recientes entre Pyongyang y Washington.

“El ejercicio militar conjunto no contribuye a la distensión en la península coreana”, declaró ayer lunes la portavoz del Ministerio de Exteriores de China, Hua Chunying.

Mientras que Pyongyang, a través de la Agencia de Noticias Central Coreana (KCNA), dijo que estos ejercicios han conducido a la península de Corea a una fase crítica.

Los simulacros castrenses, que se realizarán hasta el 31 de agosto, movilizarán cerca de 17.500 efectivos estadounidenses, entre ellos 3.000 de refuerzos procedentes de fuera de territorio surcoreano, una cifra inferior a los 25.000 militares del año pasado, según Xinhua.

Aproximadamente, 28.500 efectivos militares de EEUU se encuentran desplegados en Surcorea como legado de la Guerra de Corea (1950-1953).

En tanto, la parte surcoreana ha enviado unos 50.000 efectivos a los ejercicios militares de este año, igual que en 2016.

“El ejercicio no contribuye a rebajar la tensión en la península de Corea ni favorece los esfuerzos de las partes para entablar las negociaciones”, reiteró el lunes la portavoz de la Cancillería china en una rueda de prensa.

La diplomática china llamó a Estados Unidos, Corea del Sur y otros países a emprender pasos constructivos que permitan retomar cuanto antes las negociaciones de paz y solucionar el problema nuclear norcoreano.

Oficialmente, el simulacro militar se define como ejercicio de defensa con simulación por computadora, cuyo objetivo es elevar el grado de preparación, proteger la región y mantener la estabilidad en la península de Corea.

Para la oficial Agencia de Noticias Central Coreana, la magnitud de la participación militar estadounidense en los ejercicios “supera por mucho a la del año pasado”.

“Lo que es aun más serio es el hecho de que la plana mayor del ejército de Estados Unidos, incluyendo a los comandantes de las fuerzas estadounidenses en el Pacífico y las Fuerzas Estratégicas, visitaron Corea del Sur el domingo”, dijo KCNA citado por Xinhua.

“Incluso mercenarios de siete países vasallos, incluyendo a Australia y Reino Unido, se les unieron”, agregó la Agencia de Noticias norcoreana.

Por su parte, el periódico del Partido de los Trabajadores de Corea del Norte, Rodong Sinmun, calificó el entrenamiento como “la expresión más explícita de la hostilidad” hacia Pyongyang, y señaló que “nadie puede garantizar que el ejercicio no derivará en un enfrentamiento real”.

Los ejercicios militares conjuntos entre EEUU y Surcorea comenzaron en 1976 y se realizan cada año en agosto o septiembre.

Etiquetas: ; ;